Cambiar (otro) paradigma: los detalles / Montaje

Y a pesar de repetir y declarar que “todo evento es único”, cuando llegaba el momento de bajar el material para empezar a editarlo, me encontraba, entre otras cosas, con lo de siempre: maquillaje, zapatos, vestidos, sacos, corbatas o moños, manos ayudando… pero: donde estaban los detalles que convertían en único a ese evento?. Porque todos podemos tener algo de eso que vemos, o los zapatos, o el moño o corbata, o tiradores o saco…

Me dí cuenta, no por deducción propia debo reconocer, que los detalles que debía buscar eran las voces, o los tics de la gente. Eso es, en última instancia, lo primero que se pierde, se borra o a lo cual nos acostumbramos tanto que, cuando faltan, nos damos cuenta del vacío que nos ha dejado esa persona a quien correspondía.

Entonces, cambiar de paradigma nuevamente. Y cambiar para bien. Dejar un poco de lado los detalles “de consumo”, en pos de capturar los detalles mas personales como las conductas, o la manera de hablar, por ejemplo.

Alejandro Calore (www.realnshort.com) escribío cierta conversación alguna vez, durante el maravilloso 29 de septiembre del 2016:

Hace un tiempo sostuve una interesante conversación con la esposa de un videógrafo sobre la cinematografía de bodas. Fue una lección de sentido común que aún me hace reflexionar.

Ella decía:

“… a mi no me interesa ver cuando maquillan a la novia, o cuando el novio se pone el saco, o se lustra los zapatos. Yo quiero escuchar la voz del papá de la novia, ver a la abuela caminando con dificultad, ver los portarretratos con fotos familiares.

Estoy cansada de ver siempre las mismas cosas anónimas en todos los matrimonios. ¿Quién inventó esa moda? Es como si ustedes trabajaran para una Empresa de stock de Imágenes”.

Simple y claro.

Da mucho en que pensar.