Tren a las nubes / Relato / Serie fotográfica

Salimos de Salta Capital temprano, previendo llegar a las 11:30 de la mañana y poder abordar en la estación San Antonio de los Cobres, el tren turístico que nos llevaría hasta el Viadúcto la Polvorilla que circula sobre ramal C-14 del Ferrocarril General Manuel Belgrano, conocido como “Tren a las nubes“.

El trayecto, que realizamos en auto, fue de 167 km. por la ruta 51, que se encuentra asfaltada en casi su totalidad (hay tramos de ripio pero son de pocos metros y se encuentra bien cuidado).

El trayecto desde la estación San Antonio de los Cobres hasta la estación La Polvorilla dura aproximadamente una hora, y tiene dos paradas: una técnica en la cual desenganchan la locomotora del frente de la formación, y la colocan al final, de manera de poder contar con la potencia necesaria para hacer el resto del trayecto. Esta maniobra se realiza en una estación llamada “Mina Concordia”. Finalizada la maniobra, el viaje continúa hasta el viaducto, el cual transita hasta el final, detienen la formación, solicitan a los pasajeros que cambien de asientos, y retrocede hasta la estación La Polvorilla. El motivo es para que todos puedan contar con las fotografías del tren sobre el puente.

Una vez detenido el tren en la estación, se invita a descender, caminar en la feria y, porque no, llevarse unos lindos recuerdos hechos por artesanos, y compartir el izamineto de la bandera argentina en el punto mas alto de la estación.

El regreso estuvo marcado por la tranquilidad de la gente. Habiendo transitado hasta el final, y resistido la altura máxima (unos 4220 metros sobre el nivel del mar), el pesar de sufrir “apunamiento” (falta de adaptación del organismo a la falta de oxígeno producido por la altitud) fue reemplazado por siestas por donde alcanzaba a mirar.